Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles

6/12/09

MARCAR EL VOTO PARA EXIGIR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE


Marcar el voto significa escribir en él una consigna o leyenda junto con indicar la correspondiente preferencia por un candidato (como se muestra cada una de las imágenes).

Un voto así marcado es plenamente válido y debe ser otorgado al candidato indicado, ya que así lo establece la ley de votaciones populares y escrutinios vigente (Ley 18.700, artículo 71° número 5).

Marcar el voto es, por lo tanto, una acción legítima y LEGAL, y está destinada, en este caso, a exigir a las autoridades nacionales y dirigentes políticos un derecho humano y ciudadano básico que hasta ahora nos ha sido negado: una Constitución democrática.

Una Asamblea Constituyente es un organismo con representación proporcional de todos los sectores del país, autónomo y elegido por sufragio universal, cuya única finalidad es, precisamente, redactar una Constitución Política auténticamente democrática, que consagre todos nuestros derechos.

Un voto marcado, una vez escrutado, debe ser introducido por los integrantes de la mesa receptora en un sobre especial para votos “objetados” y debe quedar un registro acerca de su marca.

Los votos “objetados” NO son votos anulados; se les denomina así porque serán revisados por el Tribunal Calificador de Elecciones en caso que un candidato, ante un resultado estrecho, presente una reclamación.

Los votos no válidos, es decir, no otorgados a candidato alguno, son aquellos que contienen preferencias por más de un candidato (voto nulo) o no han indicado ninguno (voto en blanco) contengan o no consignas o leyendas.

Esta campaña es impulsada por el Comité de Iniciativa por una Asamblea Constituyente, movimiento cívico integrado por abogados de derechos humanos, otros profesionales, trabajadores y estudiantes, e inspirado por una campaña similar que derivó en una de las Constituciones más democráticas del mundo: la colombiana.

Marcando el voto con la frase asamblea constituyente o, simplemente, con las iniciales ac, estamos exigiendo una Constitución que nos represente y dé derechos a todos.


Más información en:





Se puede enviar este artículo pinchando en el ícono inferior.