Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles

20/5/12

“Por una gran Presidenta de Chile y por Chile como un gran amigo de los Estados Unidos”


El presidente emérito de la Americas Society, asesor y ex alto ejecutivo de la banca estadounidense, William Rhodes, levantó su copa la noche del 23 de septiembre de 2009 en Nueva York, después del discurso de la agasajada, y dijo: “I’d like to give a toast to a great president of Chile and to Chile as a great friend of the United States”.

“Thank you”, respondió la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, asintiendo copa en mano y luciendo una cinta tricolor con la Gold Insigne (Insignia de Oro) de esa organización empresarial transnacional.

“¡Salud!”, exclamó Rhodes en español. “¡Salud!”, replicaron los asistentes a la cena. Y brindaron.

La Americas Society/Council of the Americas (Sociedad de las Américas/Consejo de las Américas) es una organización empresarial con sede en Nueva York, fundada en 1965 por el magnate estadounidense David Rockefeller. La integran corporaciones multinacionales de diversos rubros y otras seleccionadas empresas que mantienen negocios con países latinoamericanos. Su tarea central es fortalecer, a través de esa relación, el libre comercio, el mercado abierto, la empresa privada y la cultura norteamericana.

Adhieren y participan grandes consorcios estadounidenses, junto a algunos latinoamericanos y filiales de europeos, de los sectores bancario, minero, de energía, informático, del retail, de telecomunicaciones, automotor, de alimentos y otros, entre ellas, las polémicas Barrick Gold (minería) y Monsanto (transgénicos), además de chilenas de grupos económicos preponderantes como Luksic, Matte, Edwards, Saieh y otros.

Regularmente, invita a exponer y premia con la Gold Insigne (Insignia de Oro), su máximo galardón, a jefes de Estado de países occidentales elegidos en forma democrática -frecuentemente en el ejercicio de su mandato-, a hombres de negocios e intelectuales que hayan realizado una “contribución sobresaliente” a su respectivo país, la región y la sociedad en su conjunto.

Rockefeller, junto a otros empresarios de América del Norte, Europa y Japón, también impulsa la Comisión Trilateral, cuyo primer objetivo, según se indica, es aumentar la interdependencia entre los países y contrarrestar los nacionalismos. En ella participan, entre otros, los ex secretarios de Estado norteamericanos Henry Kissinger (Richard Nixon) y Condoleezza Rice (George Bush hijo).

Rockefeller, doctorado en la cuna de la política económica aplicada por la dictadura chilena, la Universidad de Chicago -fundada por su abuelo, John D. Rockefeller-, visitó a Pinochet en 1980 como presidente del Chase Manhattan Bank y elogió “el clima económico favorable a las nuevas inversiones”.

Se calcula que las donaciones realizadas por los Rockefeller a diversas entidades superan los 4.000 millones de dólares.

Gobernantes galardonados

Entre los jefes de Estado distinguidos con la Insignia de Oro prevalecen los representantes de la centroderecha y el neoliberalismo, como Ronald Reagan (EE.UU.), Fernando Henrique Cardoso (Brasil) y Alvaro Uribe (Colombia), aunque también figura Inácio “Lula” da Silva (Brasil).

La nómina, además, reconoce con especial regularidad a todos los Presidentes de Chile pertenecientes a la Concertación.

La distinción coincide con las directrices del llamado “Consenso de Washington” para los países en desarrollo, esto es, crecimiento económico, comercio y inversión libres, disciplina fiscal, bajos impuestos, privatización de empresas estatales, desregulaciones y protección del derecho de propiedad, entre otras, bajo el control del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro (Ministerio de Hacienda) de Estados Unidos.

El Presidente Piñera no ha sido galardonado aún.

Reciprocidad y silencio

El Presidente Patricio Aylwin condecoró a Rockefeller con la Orden de Bernardo O’Higgins, en el grado de Gran Oficial, en 1993, en Washington, por sus gestiones sobre el futuro tratado de libre comercio de Estados Unidos con Chile. El Presidente Eduardo Frei, a su vez, invitó al magnate a su asunción al mando, en 1994, y durante su ejercicio la presidenta ejecutiva de la entidad, empresaria de la banca y ex integrante del comité asesor de la deuda externa chilena durante los años 80, Susan Segal, recibió la misma condecoración (1999).

La prensa y los políticos locales guardan reserva sobre estos hitos de las relaciones exteriores chilenas, pese a ser información pública en Estados Unidos, especialmente a través de los diversos sitios web de la entidad conferente.

Julio Frank S.
Beatriz Burgos, “La historia del magnate amigo de Chile”, La Tercera, 27 de octubre de 2002.
Imagen: El presidente emérito de la Americas Society, William Rhodes, y la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, Nueva York, 23 de septiembre de 2009. Fuente: http://as-coa.org